La carreta de la muerte. Leyenda popular Oaxaqueña.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La carreta de la muerte. Leyenda popular Oaxaqueña.

Mensaje  José Raúl Herrera Ramírez el Sáb Oct 18, 2008 2:13 am

Agradecemos esta colaboración recopilada por Claudia Itzel Herrera. Fuente: Rnet.

La carreta de la muerte.



En aquellos tiempos nuestra ya no tan tranquila ciudad de Oaxaca carecía de alumbrado y estaba como la noche que el Presidente López Mateos inauguró la luz de Temascal: a oscuras. Y por el rumbo del convento de Las Capuchinas “de arriba”, es decir por La Soledad, por lo que hoy es la Avenida Morelos, y cerca del templo de San José, ocurrió un suceso digno de relatarse:


Comenzó a hablarse por el barrio entre las gentes de buena fe y timoratas, de un espanto que solía aparecer por el callejón de la Soledad: era –decían las monjas que pasaban algunas noches haciendo “vela” por penitencia - un chirrido, como el de una pesada carreta que pasara sobre el empedrado de la angosta callejuela. Otra, una tal doña Nila, vieja santurrona, juraba haberse asomado a su ventana, para contemplar horrorizada –antes de caer desmayada, por supuesto, según certificaron sus hijos- que se trataba de una carreta cubierta hasta todo lo alto con negros crespones, arrastrada por negros caballos y conducida nada menos que por la mismísima muerte cubierta con blanco sudario…

Otra leyenda dice que siendo las doce de la media noche, se puede escuchar el cabalgar de un caballo, cuentan las personas que una vez una señora quiso averiguar que era o quien era, al salir vio un gran caballo de color negro lustroso con grandes ojos, el mejor caballo que había visto, y sobre él una persona que le pegaba con un látigo, jalando una carreta, de la impresión la señora cayó desmayada sus familiares la ayudaron y ella les contó lo que había visto, nadie creía dicho suceso, pero al tercer día aquella señora sin explicación alguna, apareció muerta, con marcas en todo el cuerpo, la ropa desgarrada como si hubiera sido arrastrada por largos caminos.

Al escuchar esto toda la gente empezó a murmurar que había sido la carreta de la muerte quien se había llevado a la señora.

Desde ese momento todas las noches se escucha el ruido del caballo jalando una carreta y como si trajera algo en ella, nunca nadie ha querido salir a ver por miedo a que la carreta se los pueda llevar, pero si se escucha el sonar de aquel hermoso caballo.


Tema obligado fue desde entonces en Oaxaca lo de la “Carreta de la muerte” y los trasnochadores evitaron en rumbo y las gentes se metían temprano a casita, bien atrancadas las pesadas puertas para dedicarse a sus rezos, y se cuenta que hasta el capellán del convento intentó conjurar, organizando una procesión todos los viernes llevando una imagen de Jesucristo cargando su cruz con ayuda del Cirineo hasta una ermita que quedaba exactamente con el número 8 de la hoy avenida Morelos, recorriendo a su paso el callejón tenebroso donde se decía aparecía el espanto… Desde entonces se llamó a la que hoy es 3ª de Morelos “Calle del Cirineo”.

No por las procesiones y los ruegos dejó de aparecer aquella macabra visión; los arriesgados cruzaron apuestas y muchos sufrieron desmayo y susto (que a más de alguno ocasionó irse a la tumba) porque la “Carreta de la muerte” seguía apareciendo por el rumbo y hubo tema para sacudir aquella vida tranquila de nuestros bisabuelos o tatarabuelos, junto con las consejas del “Perro Negro”, la “Matlazihua” y otras…


La Señora Isidra Martínez, quien actualmente vive en el callejón de los Reyes (este callejón, inicia en la 2ª calle de Morelos) nos cuenta que ella escucho varías veces pasar a “la carreta de la muerte” en el callejón y a veces en la calle de División Oriente, y al día siguiente era casi seguro que alguien moría, a veces eran personas que estaban enfermas, o ancianos y en ocasiones eran personas que se encontraban totalmente sanas, lo cual provocaba el asombro de los habitantes.

Las autoridades desmintieron esta historia porque ya no sabían como controlar la situación, ya que la gente vivía aterrorizada y pensaron que diciendo que todo era falso, les daría seguridad a los habitantes de ese rumbo.

José Raúl Herrera Ramírez

Mensajes: 125
Fecha de inscripción: 11/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.