2 AÑOS (segunda parte)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

2 AÑOS (segunda parte)

Mensaje  Saul Arias el Vie Nov 07, 2008 3:46 pm

Te conocí hace dos años, Princesa
y guardo como un tesoro cada momento
que felizmente he vivido a tu lado,
como el día en que decidí confesarte
que de ti me había enamorado
y que me disponía a esperar por ti
el tiempo que fuera necesario.

En medio de la espera me regalaste mil sonrisas,
me permitiste enjugar tus tristezas;
y brindarte cientos de caricias.
Me dejaste estrechar tus manos,
y aunque reclamaste aquel beso robado,
nunca me negaste un solo abrazo.

Sin quererlo alimentabas mi esperanza,
sin saberlo mi amor acrecentabas;
y al mismo tiempo crecía en mí un miedo:
que nunca pudieras
amarme como yo te amaba.

Pero cierto día la vida te pagó mal.
Tus días se convirtieron en noches de penumbra,
tu cielo completo se oscureció.
Sentiste que no quedaba para ti esperanza alguna,
Que tu razón de alegría y regocijo
finalmente se desvaneció.

No sabes cómo hierve la sangre
cuando, al ver sufrir a un ser tan querido,
no podemos su pena aliviarle
ni hacer más fácil su camino,
y sólo nos queda abrazarle
y brindarle todo nuestro cariño.

¿Qué podía hacer
mientras te escuchaba reclamar?
Me invadió la desesperación
y se adueñó de mi la impotencia,
me oprimió el corazón el verte llorar.
¿Qué hacer sino sólo abrazarte
y tomarte de la mano
para ayudarte a tu camino continuar?

Con el paso de los días
tu rostro ensombrecido volvió a brillar.
Era reconfortante encontrar dibujada
en tus dulces labios aquella sonrisa,
y en tus ojos ese dulce mirar.

Entonces la espera rindió sus frutos
después de tantos ruegos y oraciones,
me regalaste miradas más tiernas,
y palabras más profundas
en medio de bailes y canciones.

¿Recuerdas esa noche, Princesa?
Cuando de regreso dormitaste
y sobre mi hombro apoyaste la cabeza.
Con ternura y suavidad de acomodaste,
Dejando al descubierto tu rostro,
Ligeramente iluminado por la luz clara y serena, luciendo frágil y terriblemente tierna,
Mientras contemplaba absorto tu belleza.

Cómo olvidar esos momentos de locura
en que reíamos por la más pequeña cosa.
Cómo no recordar aquellas noches,
en que cobijados por la luz de la luna,
platicamos sin ver pasar las horas,
y bailamos sin inhibición alguna,
convirtiendo todo en una broma.

Mis manos pueden sentir todavía
lo hermoso de jugar con tus cabellos,
cuando al arreglarlo lastimarte temía,
aunque al acariciarlo lentamente,
sin palabras te decía,
que no quería que acabara ese momento.

En mi vida apareció entonces un nuevo sendero,
Uno de felicidad verdadera
y no como en un mal sueño,
cuando al despertar luego,
con tristeza cuenta me diera
que nada de esto era cierto.

En todo buscaba un poco de ti,
en todo deseaba hallarte;
en cada espacio te podía sentir
y juro que hasta alcanzaba a percibir
tu esencia en el aire.
Y justo cuando pensé
que no podía ser más feliz,
me concediste el derecho de besarte.

¿Lo recuerdas, Princesa?
Caminando de madrugada,
nuestro andar al mismo paso,
nos detuvimos en medio de la nada,
y luego de perderme en tu mirada
nos fundimos en efusivo abrazo.

Sin previo aviso, cual accidente,
Sin que lo hubieras esperado,
Sin que hubiera cruzado por tu mente,
Arrebaté dulzura de tus labios
Sin que por tu parte surgiera un reclamo,
Un gesto de desprecio o enojo,
O una actitud de rechazo.

Me miraste sin mirar,
Pude ver el temor en tus ojos.
Te quedaste sin hablar
Y la incertidumbre se dibujó en tu rostro.
Que no volviera a hacerlo, me pediste;
Pero no pude con tal promesa,
Pues en cada encuentro una razón me diste
Para llevar a cabo de nuevo tan osada proeza.

Por fin podía caminar contigo
y tomarte sin reparo de la mano.
Me sentía de ti algo más que un amigo,
Por eso sin descanso te decía esos “te amo”,
Con esa esperanza que con un beso
En mí habías depositado,
De que quizás mañana
Sería feliz a tu lado.

Y a Dios frente al altar
De todo corazón le agradecía
Que te hubiera puesto en mi camino
Y te convirtiera en mi pan de cada día.
Que te hubiera incluído en mi destino
Y que con ello terminara la agonía
De amarte a solas y en secreto
Llamándote sólo amiga.

Saul Arias

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 02/11/2008

Ver perfil de usuario http://chirospace.tripod.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.